Tipos de cuadriláteros



¿Qué son los cuadriláteros?

Hablar de cuadriláteros significa hablar de figuras geométricas que se identifican por ser polígonos de cuatro lados. Al igual que los círculos y los triángulos, los cuadriláteros forman parte del estudio de  la geometría, una rama de las ciencias exactas, que se ocupa de un examen detallado de las mismas, resaltando sus  características primordiales, tales como forma, prolongación, propiedades y enfoque relativo.

(Cuadriláteros. Ilustración)

(Cuadriláteros. Ilustración)

 

Las figuras geométricas se encuentran en toda la naturaleza. Si miramos en este momento a nuestro alrededor, vamos a encontrar que muchos de nuestros electrodomésticos, como por ejemplo la pantalla del televisor, las partes que componen una computadora, la heladera, el lavarropas, todos posen formas geométricas. Entonces, se consigue definir a una figura geométrica como la unión de líneas o áreas  que dan lugar a la formación de un área cerrada.

Particularmente, los cuadriláteros están compuestos por cuatro lados, como su nombre lo indica. Estos lados tienen que tener forma recta y la figura tiene que ser  bidimensional, sino pasaría a formar parte de los cuerpos geométricos.

Se puede decir que son cuadrángulos, ya que al poseer cuatro lados, también tienen cuatro ángulos, en donde la suma de estos ángulos, en todos los cuadriláteros, es de 360º.

Clases de cuadriláteros

Los cuadriláteros se clasifican en:

1. Paralelogramos: es una figura que tiene cuatro lados paralelos, de dos en dos. Todos los paralelogramos tienen propiedades en común. Por ejemplo, que todos los denominados paralelogramos son convexos, que poseen cuatro vértices y cuatro lados, que sus lados opuestos se igualan en medidas, y que sus transversales se hallan y cortan  en el punto medio, entre las más importantes.

2. Rectángulos: la suma de sus lados nos proporciona su perímetro. Sus lados constituyen ángulos rectos.

  • Cuadrados: posee sus cuatro lados y ángulos iguales, además sus ángulos tienen 90º.
  • Rectángulos: sus líneas crean ángulos rectos entre sí.

3. Oblicuángulos: se definen según sus ángulos. Pueden ser agudos, menos de 90 grados u obtusos más de 90 grados.

  • Rombo: conformado por lados de idéntica longitud.
  • Romboide: tiene una conformación de lados y ángulos idénticos, pero dos a dos.


4. Trapecios: Se trata de un cuadrilátero que consta de dos líneas paralelas y dos no. Los lados paralelos se llaman base menor y mayor, el recorrido entre estas dos bases se designa como altura.

  • Trapecio rectángulo: se distingue por poseer una línea ubicada de forma perpendicular a la base. En sus ángulos se diferencian dos rectos, uno obtuso y uno agudo.
  • Trapecio isósceles: sus lados no son paralelos y son de diferentes medidas. Posee ángulos internos, dos obtusos y dos agudos, que tienen la propiedad de ser iguales entre sí.
  • Trapecio escaleno: conformado por ángulos internos de desiguales medidas.

5. Trapezoides: se considera este tipo de paralelogramo, cuando sus lados no son iguales ni paralelos. Por lo tanto, no se distinguen más propiedades que la mencionada.

  • Trapezoide simétrico: se puede observar un eje de simetría. Muestra sus lados paralelos con iguales medidas.
  • Trapezoide asimétrico: no se diferencian ni líneas paralelas, ni eje de simetría.

Los ángulos internos, otro determinante

Dentro de esta clasificación de los cuadriláteros, se puede concebir también, la clasificación según la suma de sus ángulos internos, proporcionándonos como resultado:

  • Cuadrilátero cóncavo: por lo menos uno de sus tantos ángulos interiores, tiene que medir más de 180º para entrar en esta clasificación.
  • Cuadrilátero convexo: todos sus ángulos miden menos de 180º marcando una notoria diferencia con el cóncavo.


Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.