Tipos de conocimiento



Los tipos de conocimiento hacen alusión al conjunto de saberes y representaciones abstractas que existen en torno a un determinado tema que se encuentre presente en la realidad. El conocimiento puede ser adquirido por medio de la experiencia o bien, a través del aprendizaje que se tenga en relación al fenómeno en cuestión.

Generalmente se identifican las siguientes clases de conocimientos:

Vulgar: se conoce bajo este nombre a aquel conocimiento que ha sido adquirido a partir de lo que otras personas han transmitido, de generación en generación, o bien, a partir del contacto directo que la persona establezca con el fenómeno del que se tiene conocimiento. Entre otras cosas, el conocimiento vulgar se caracteriza por ser superficial, ya que no se conoce a la cuestión de manera profunda o completa. También, es un conocimiento sensitivo puesto que no persigue establecer relaciones causales entre los distintos fenómenos que se hagan presentes. También se trata de un conocimiento subjetivo ya que se encuentra condicionado por la persona que lo observa, es decir, depende de la percepción que este tenga sobre los hechos, sin ningún fundamento científico que lo abale o guíe.

Además, no son conocimientos que han sido comprobados o verificados científicamente, ni tampoco se encuentran organizados de manera sistemática. Por otro lado, algunos lo definen como un conocimiento dogmático, ya que se encuentra limitado a las creencias y explicaciones que la persona haya elegido otorgarle. Por último, el conocimiento vulgar suele ser poco preciso, ya que las descripciones y definiciones  de quien lo formula son poco exactas.

Científico: este tipo de conocimiento, en cambio, sí busca establecer relaciones para así conformar un sistema entre los distintos saberes en torno a un tema específico. Para ello, la persona que almacena los saberes ha recurrido a mecanismos que permitan validarlos, como lo son los razonamientos, la reflexión o los métodos de indagación de cualquier especie. Este conocimiento, entonces, se define por ser fáctico puesto que parte de los hechos, los analiza, y vuelve a ellos para corroborar las conclusiones obtenidas. Además, es un conocimiento que persigue la objetividad, por lo que los saberes están lo menos posiblemente afectados por la ideología, creencias o emociones de quienes lo abordan.

Otra característica del conocimiento científico es que parte de casos particulares a los que analiza en profundidad, para luego establecer leyes generales, aplicables a todos los fenómenos que se le asemejen. También es un conocimiento acumulativo, puesto que se vale de saberes previos para ir avanzando e incrementando los nuevos conocimientos. Esto también hace que sea un conocimiento progresivo, ya que el hecho de ir avanzando en nuevos saberes e ir confrontándolos con la realidad permite eliminar o corregir conclusiones previas, cuando estas dejen de ser válidas. La racionalidad es otro rasgo esencial del conocimiento científico, puesto que lo que se intenta es explicar, a partir del análisis los fenómenos abordados, y no simplemente describirlos. Por último, el conocimiento racional también es un conocimiento verificable, generalmente por medio de la experiencia.

Intuitivo: de acuerdo con el filósofo Locke, el conocimiento intuitivo es aquel que no requiere de ninguna mediación ni interferencia para alcanzarlo. En vez de esto, requiere que se tengan en cuenta dos ideas y percibir de forma inmediata si existe o no un acuerdo entre ambas, sin que surja duda alguna, por lo que se convierte en el conocimiento más seguro de todos.

Demostrativo: a diferencia del conocimiento anterior, el demostrativo sí requiere de ideas mediadoras a la hora de determinar si existe o no un acuerdo entre dos ideas. De esta forma, se lo podría definir, de acuerdo a Locke, como una serie de intuiciones que permitirían demostrar el acuerdo o no entre las ideas a lo largo de un determinado proceso discursivo. El conocimiento matemático, que depende de una serie de axiomas evidentes que interfieren, es un claro ejemplo.



Sensible: por medio de este conocimiento, según Locke, es que se puede tener conocimiento de lo que se denominan existencias individuales, tal como ocurre, por ejemplo, con el sol, y que se encuentran más allá de las ideas que puedan tener las personas.

Artístico: este tipo de conocimiento es el que le permite a las personas no sólo tener una representación abstracta de los sentimientos, emociones o pensamientos. Sino que también es el conocimiento que permite a las personas comunicar dichas representaciones y no sus sensaciones puesto que estas son incomunicables por sí solas.

Formales: estos son los conocimientos que se desarrollan sin tener como base material alguno. En vez de esto, cuentan con estructuras lógicas en las que se establecen relaciones lógicas compuestas por símbolos que carecen de cualquier tipo de significado.

Materiales: a diferencia de los conocimientos formales, los materiales aluden a un determinado fenómeno o material del cual transmiten una serie de datos e informaciones. Estos conocimientos pueden ser de dos formas: axiomáticos, cuando están compuestos por explicaciones de causas finales a priori como si fueran verdaderas. Por otro lado el conocimiento descriptivo, que es aquel que enuncia relaciones causales que se establecen entre dos o más conceptos.

Empírico: este se caracteriza por ser prácticamente consecuencia de la experiencia, por lo que los contenidos conceptuales en torno a los fenómenos abordados son sumamente escasos, a veces como consecuencia de la dificultad de expresarlos con conceptos. Por lo general, el conocimiento empírico es el que se relaciona con las emociones o sentimientos que una persona puede atravesar.

A posteriori: este conocimiento es la consecuencia de la experiencia. Es decir que, a partir de esta es que se formulan los razonamientos y los conceptos en torno a un determinado fenómeno abordado.

A priori: también conocido bajo el nombre de analítico, este conocimiento se caracteriza por contener información lógica debido a que justamente la relación que se establece entre los conceptos en torno a un fenómeno es de tipo lógica. Esto significa que es un conocimiento que se formula independientemente de la experiencia.   

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.