Tipos de compuestos



¿Qué son los compuestos?

El término compuesto hace referencia dentro del marco de la química a la unión de dos o más elementos pertenecientes a la tabla periódica, y que puede ser representado mediante una fórmula química. A su vez, están conformados por diferentes moléculas que se unen mediante enlaces iónicos estables.

Al estar formados por elementos diferentes, que por supuesto, tienen diferentes características físicas y químicas entre sí; un compuesto químico nunca tendrá las mismas propiedades constituyentes que sus elementos de origen. Además, es importante saber que tienen una composición fija, y que solo pueden ser escindidos sus elementos por intermedio de reacciones químicas específicas.

Por otra parte, puede observarse que durante su proceso de formación existe siempre una absorción o un desprendimiento de calor; y que otra de sus características más importantes es la de ser homogéneos.

Clasificación de los compuestos

Existe una clasificación fundamental y superior en nivel de jerarquía que establece dos tipos de compuestos químicos, que a su vez podrán subdividirse en otras clasificaciones.

Compuestos inorgánicos: se consideran de este tipo todos aquellos creados por fenómenos físicos y/o químicos; y aquellos que en su mayoría no contienen el elemento carbono dentro de su conformación. Su subclasificación más amplia esta en los binarios y los ternarios; pero cada uno de estos grupos contiene determinados tipos específicos como los siguientes:

Binarios:

  • Óxidos: se trata de la unión de un oxígeno con cualquier otro elemento de la tabla periódica, ya sea metal o no metal. Por ejemplo dióxido de carbono.
  • Hidruros: es la conjugación de un catión metálico y un anión de hidruro.
  • Sales binarias: refiere al conjunto de átomos que poseen cargas eléctricas neutras.

Ternarios:

  • Hidróxidos: es el conformado por un grupo hidroxilo y un metal. Por ejemplo hidróxido de sodio.
  • Oxácidos: es la combinación de agua con un óxido ácido (o anhídrido). Por ejemplo el ácido sulfúrico.

Compuestos orgánicos: son clasificados de este grupo todos aquellos que contienen carbono en su composición, estableciendo así enlaces de tipo carbono-carbono, o bien de tipo carbono-hidrógeno. Son en su totalidad combustibles por lo que pueden ser prendidas fuego rápidamente, y al tomar contacto con ellas generan un fuerte ardor.



Si bien algunos de ellos pueden ser formados de manera natural y posteriormente extraídos, en general la mayoría de ellos son en este momento originados de forma artificial con intervención humana.

  • Artificiales: son aquellas elaboradas por el hombre, que no existirían en la naturaleza de no ser por su intervención. Entre estos podrían destacarse: perfumes, desodorantes, detergentes, jabones, medicamentos, plásticos, etc.
  • Naturales: por el contrario, estas son las que naturalmente se metabolizan y sintetizan, u originan, por los seres vivos. Dentro de esta categoría se identificas los dos siguientes grupos:
  1. In vivo: son aquellos fácilmente observables en todo ser vivo, formándose como es lógico un gran grupo con todos sus pertenecientes. Dentro de ellos se encuentran los carbohidratos (compuestos por carbono, hidrógeno y oxigeno), lípidos (conformados por carbono e hidrogeno principalmente), proteínas (unión de aminoácidos polimerizados), ácidos nucleicos (nucleótidos unidos por enlace fosfodiester), y moléculas pequeñas (grupos reducidos de hormonas).
  2. Ex vivo: son aquellos que se han formado en ambientes extracelulares o extravirales. Además, en su creación no se observa la intervención de los seres vivos. Son originados en procesos geológicos, atmosféricos, o de síntesis planetaria. Un ejemplo de estos es el ácido fórmico.

 

 

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.