Tipos de celos



¿Qué son los celos?

Los celos son un estado emotivo o emocional que perciben los individuos en respuesta a lo que crean que representa una amenaza o miedo a perder un vínculo que poseen y consideran propio.

(Los celos son un estado emotivo)

(Los celos son un estado emotivo)

Pueden darse en distintos contextos y en diversas relaciones, provocando reacciones de origen psíquico mental y/o conductual. En principio puede observarse que este comportamiento es natural del ser humano, como un mecanismo de defensa, y es una respuesta psicológicamente lógica en su proceso de crecimiento y conocimiento, así como en el principio de cualquier relación, sea ésta de pareja, laboral, amistosa, o familiar.

Pero si dentro de los parámetros normales se observan conductas que salen del control personal, los celos pueden convertirse en patologías (enfermedades).

Formas de celos

Los celos se clasifican según la relación que una a la persona celosa y a la celada:

Celos familiares: Las relaciones familiares presentan consciente o inconscientemente “amenazas” de distintos tipos cuando la falta de atención de uno de los integrantes de la familia se cierne sobre otro. Aquí es cuando uno de ellos siente un miedo potencial a perder el vínculo establecido.

Generalmente, el caso más típico es cuando un niño o niña comprende que tendrá un hermano, por lo cual la atención de la madre está enfocada en los cuidados necesarios del nuevo integrante y su salud. Ésta relación puede denominarse confraternal, y es uno de los casos más normales, que a veces son evidentes mediante el mal comportamiento o el excesivo requerimiento de atención que manifiestan éstos.

Pero también es observable otro caso, como los celos paternos. Esto puede presentarse en el caso de los hombres, cuando sienten que su pareja mujer dedica demasiado cuidado a sus hijos, o cuando las madres o padres expresan celos sobre sus hijos hombres o mujeres ante una posible relación con otros chicos.

Celos juveniles: Este tipo de celo se manifiesta en la pubertad, cuando los adolescentes comienzan a experimentar sus primeras relaciones con otros adolescentes, o refuerzan mediante distintas experiencias sus vínculos de amistad.

En esta etapa de crecimiento, acompañada de cambios hormonales y de percepción del mundo, donde los distintos lazos tienden a fortalecerse más o a quebrantarse puesto que cada individuo comienza a distinguir gustos propios y formas de experimentar la vida.

Los celos son una situación normal que se presentan ante la amenaza de perder a un amigo por otro, o el que otro consiga lo que uno quería o necesitaba de otra persona. Generalmente es la etapa donde comienzan a evidenciarse el acercamiento amoroso, y la no realización de este puede llevar a un adolescente a estar celoso de otro.



Celos amorosos o conyugales: La relación que prevalece aquí es la de pareja. Si bien todas las relaciones (salvo las laborales) pueden considerarse amorosas por que implican cuidado, afecto y amor, este es uno de los casos más estudiados por psicólogos y analistas, ya que a pesar del rasgo de su unión, uno de los integrantes presenta comportamientos que indican tener cierto miedo de perder al otro, generalmente por la aparición de una tercera persona (o potencial amenaza).

Muchas veces son infundados, y cuando la persona celosa tiende a mostrar comportamientos obsesivos, depresivos, desconfiados, intimidatorios o violatorios de la privacidad de su compañero/a, debe recurrirse a una atención especializada que colabore con su tratamiento, puesto que aquí se corre el riesgo de que ésta se convierta en una patología.

Celos laborales: Los celos laborales son frecuentes, sobretodo en ámbitos de trabajo competitivos o con mucha posibilidad de crecimiento, en donde a veces las condiciones impuestas para alcanzar los puestos incentivan a las personas a desvalorizarse más como compañeros, por el hecho de intentar escalar jerarquías.

No se debe dejar de lado que siempre depende las personas individualmente experimentar esta sensación, por lo cual no siempre se presenta el caso de un ámbito de trabajo competitivo prevaleciendo de todas formas los celos de uno a otro integrante. Este celo se asocia con la envidia y el egoísmo, puesto que lo que se pierde o se gana aquí, generalmente es una relación más material, económica o de estima profesional.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.