Tipos de basura



¿Qué es “basura”?

El término basura hace alusión a las distintas clases de desechos y residuos que una determinada sociedad puede generar a partir de materiales que son descartados una vez que ya no se los considera útiles, se han roto o porque ya cumplieron la función para la que se los obtuvo.

(Para preservar el medioambiente, lo ideal es reciclar la basura)

(Para preservar el medioambiente, lo ideal es reciclar la basura)

Se debe tener en cuenta que muchas de las cosas que arrojamos al cesto puede tener utilidad para otras personas o incluso pueden ser reciclada, por lo que lo ideal es separar la basura para que esto pueda hacerse correctamente. También se debe ser muy cuidadoso con aquellos materiales que pueden resultar peligrosos para el medioambiente o para la persona que se encargue de recoger los desperdicios, por lo que se la debe depositar de manera especial.

Clasificación de la basura

La basura se clasifica en distintos grupos, de acuerdo a sus características:

1- Industrial: como su nombre indica, esta basura es la que se genera como consecuencia de cualquier proceso industrial. Estos desechos pueden ser de origen natural o no, y pueden encontrarse en estado líquido, sólido o gaseoso. En estos casos, es la propia industria la que debe responsabilizarse de que sus residuos no perjudiquen al medioambiente, por lo que el Estado les exige ciertas medidas de seguridad. En caso de que exista algún accidente en el que la basura entre en contacto con el medioambiente, poniéndolo en riesgo, es la compañía la que deberá hacerse cargo de los daños ocasionados.

2-Patógena: esta basura es la que se produce en clínicas, hospitales, laboratorios, sanatorios o cualquier otro centro de salud y que, por sus componentes, genera niveles de contaminación y peligrosidad muy elevados para el ser humano y el medioambiente. Existe la posibilidad de que estos materiales, que pueden ser sólidos, gaseosos o líquidos, posean microorganismos patógenos, por lo tanto, pueden causar graves infecciones, lo que obliga a las empresas y entidades que las producen a que cumplan con determinadas normas de seguridad y logística, a fin de que no se mezclen con otros residuos y que sean almacenados en lugares específicos.

Se debe tener en cuenta que dentro de esta basura se pueden hallar jeringas, fluidos, sangre, instrumentos quirúrgicos, y otros elementos sumamente delicados. Autoridades gubernamentales suelen exigir que la basura patógena sea colocada en cubículos especiales, previamente esterilizados, y que se cierren herméticamente. Luego de esto, los residuos suelen ser trasladados a lugares especiales donde los incineran para reducir así su volumen hasta en un cuarto de lo que es originalmente.

3-Doméstica: estos son los residuos que una familia genera en su hogar, en el día a día. Dentro de esta clasificación se identifican dos grupos: la basura orgánica y la inorgánica. Esta última es la que se caracteriza por el hecho de no ser biodegradable o bien, por descomponerse muy lentamente. Esto se debe por los componentes químicos que poseen, incluso en aquellos materiales que no sean de producción artificial. La basura orgánica, en cambio, sí es biodegradable, y es aquella que se descompone rápidamente convirtiéndose en una materia orgánica diferente. Estos residuos son los que están compuestos de manera natural, como lo son los restos de comida, vegetales o carne, entre otros ejemplos.

4-Radioactiva: basura como esta es la que posee radionucleicos o que en algún momento estuvo en contacto con ellos y que por tanto emiten algún grado de radioactividad que puede resultar peligroso para los seres humanos o el medioambiente. La basura radioactiva se caracteriza por ser peligrosa a pesar de que pase mucho tiempo desde que fue generada, incluso se habla de miles de años de efectos radioactivos. Además de esto, por más que sean porciones muy pequeñas de residuos, su peligrosidad sigue siendo de suma importancia para los seres vivos.



Todo esto hace que los gobiernos les exijan a las empresas que producen este tipo de basura que cumpla con una serie de normas y límites para no poner en peligro a la sociedad en la que se encuentran. Una regla importante es que esta basura debe ser separada del contacto con el medioambiente por medio de barreras, que pueden ser artificiales o naturales, como puede ser un blindaje o la corteza terrestre, respectivamente.

5-Tecnológica: esta basura es la que está compuesta por electrodomésticos o parte de ellos que han sido desechados por no servir más o por haber sido reemplazados por otros más nuevos, como ocurre muy comúnmente con televisores, teléfonos celulares o computadoras personales, entre otros. El problema de esta basura es que en los últimos años se ha incrementados de manera significativa y en muchos casos no se sabe qué hacer puesto que ocupa un volumen importante. Además de esto, se debe tener en cuenta que los restos de muchos electrodomésticos pueden ser peligrosos para el ser humano o el medioambiente por contener sustancias como cromo, mercurio o plomo, entre otros.

6-Especial: esta basura, también llamada “peligrosa”, es la que, por sus propiedades químicas, puede resultar perjudicial para el medioambiente, los seres humanos o animales que entren en contacto con ella. La basura especial debe ser transportada y almacenada teniendo en cuenta ciertas reglas de seguridad que suelen establecer los gobiernos, que a la vez sancionan a quienes no las cumplen. A diferencia de otra basura, esta carece de cualquier tipo de valor comercial, sino que justamente resulta costoso el procedimiento que requiere para preservar el medioambiente. Constantemente los especialistas se dedican a relevar qué materiales pueden incluirse dentro de esta clasificación, puesto que los avances industriales pueden generar nuevas variantes de basura peligrosa.  

7-Agrícola: esta basura es la que se genera como consecuencia de la realización de tareas agrícolas, ganaderas, pesqueras, forestales y todas aquellas que estén relacionadas con el sector primario. También se asocia a estos residuos con aquellos que resultan de la industria alimenticia, como las harineras, las vinícolas o incluso las tabacaleras. La basura agrícola puede derivar de las limpiezas que se producen para evitar plagas o quemas. Los residuos como estos pueden ser utilizados, en algunos casos, para generar nuevas energías o envases y elementos plásticos. También, para alimentar animales, como abono, entre otras opciones.

 

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.