Tipos de barcos



¿Qué es un barco?

A aquellos medios de transporte que tienen la capacidad de poder flotar en una superficie acuática gracias a su diseño cóncavo se los conoce bajo el nombre de barcos. Estos pueden estar hechos de distintos materiales, como por ejemplo madera o hierro.

Dentro de un medio de transporte como este se puede identificar la proa, que se trata de la parte de adelante del mismo. Por otra parte, la popa es la parte trasera de la embarcación. A la parte izquierda de la misma se la denomina babor y a la derecha, estribor.

 Tipos de barcos en la historia

  • Balandra: estas embarcaciones se construyen a partir de listones de madera ahuecados, que se colocan uno encima del otro. Se trata de barcos de tamaño reducido y que únicamente poseen una vela y un mástil, para poder aprovechar las corrientes de aire.
  • Bajel: se trata de aquellos barcos de gran peso y tamaño que cuentan con varios palos y un casco construido a base de madera. Los bajeles contaban con numerosas velas que les permitían a los capitanes aprovechar el viento para el desplazamiento de la nave. Embarcaciones como estas fueron las que se construyeron y utilizaron a lo largo de la Edad Media y Moderna pero que en la actualidad ya no se fabrican.
(El bajel fue muy popular en la Edad Media y Moderna)

(El bajel fue muy popular en la Edad Media y Moderna)

  • Bergantín: estas embarcaciones fueron diseñadas en el siglo XVIII y contaban con dos mástiles y numerosas velas, dispuestas en distintas direcciones y con formas de cuadrado. Un detalle que era fundamental para tomar mayor velocidad es que las velas contaban con pequeños agujeros que permitían escurrir el agua rápidamente, ayudando a que se vuelvan más livianas y eficientes. Esto hizo que se trate de uno de los modelos más veloces de aquella época, por lo que se convirtió en un emblema para la comercialización de distintos productos. Gracias a su gran tamaño, los bergantines podían transportar más de 150 toneladas en un solo viaje.
  • Corbeta: estas embarcaciones fueron diseñadas durante el siglo XII y se caracterizaban por contar con un único mástil. De tamaño reducido, eran barcos que se utilizaban como escolta de otros de mayor tamaño, así como también para enviar órdenes o incluso para explorar territorios desconocidos durante misiones. Sumado a esto, contaban con un par de palos, velas cuadradas y remos.
  • Filibote: diseñado por los holandeses, estas embarcaciones eran utilizadas para el traslado de mercaderías que se intercambiaban en distintas zonas, a lo largo de los años 1000. Una cualidad de estos barcos es que no transportaban armamentos, lo que los volvía más espaciosos y permitía hacer uso más eficiente de su espacio, que también era aprovechado por la tripulación.
  • Bote: se trata de barcos de tamaño reducido que pueden ser o no dirigidos por algunos de los pocos tripulantes que puede trasladar. Además, estas embarcaciones pueden mantenerse a flote en distintas zonas, ya sean lagos, ríos o mares y pueden utilizarse con distintos fines. Por ejemplo, para trasladar mercancías, como embarcación de emergencia, cuando se debe evacuar alguna embarcación de mayor tamaño. También, se los suele usar para pescar o simplemente para recorrer algún lugar o incluso para hacer deportes. Para trasladarse en un bote, la tripulación puede dejarse llevar por la corriente de agua o utilizar remos. También, existen botes a motor, lo que facilita y agiliza el traslado. Antes, estas embarcaciones eran fabricadas con madera pero hoy suelen encontrarse modelos hechos con fibras de carbono o vidrio.
  • Fragata: estos barcos eran utilizados a mediados de los años 1600 para llevar adelante distintas misiones así como también con fines bélicos. Contaban con dos cubiertas y tres palos, además de numerosas velas.


(Fragata. Ilustración)

(Fragata. Ilustración)

  • Carraca: embarcaciones como estas fueron diseñadas durante los años 1400 por los portugueses para realizar viajes extensos, con la posibilidad de poder trasladar grandes cargas. Se caracterizaban por contar con una vela de gran tamaño y en forma de rectángulo, además de poseer un único mástil. De todas formas, un defecto de las carracas es que eran embarcaciones muy pesadas y poco veloces, además de ser difíciles de maniobrar.
  • Clíper: embarcaciones como estas surgieron, sobre todo en los Estados Unidos, a lo largo del siglo XIX. Una cualidad que los hizo muy populares es que tenían la capacidad de trasladar grandes cargas a velocidades muy significativas, gracias a su forma alargada y delgada, cuando la gran mayoría de los barcos de aquella época eran redondeados.
  • La Coca: estas embarcaciones, que se diseñaron en Castilla, tuvieron una gran popularidad sobre todo durante el siglo XII, cuando se los utilizaba principalmente con fines bélicos y para el de productos. Se trataba de barcos que tenían la capacidad de poder trasladar hasta casi 200 toneladas y contaban con un único mástil, aunque ya por los años 1900 comenzaron a tener más de uno. La Coca tenía capacidad para más de 200 personas.

    (La Coca tenía capacidad para 200 personas)

    (La Coca tenía capacidad para 200 personas) 

  • Bombarda: buques como estos comenzaron a ser utilizados durante el siglo XVII, principalmente con fines bélicos, puesto que contaban con cañones y facilitaban la utilización de bombas para atacar o defender las costas en donde se las colocaba. Estas embarcaciones podían transportar hasta unas 30 personas.
  • Lancha: se trata de pequeñas embarcaciones que cuentan con un motor además de remos para su desplazamiento. Por lo general, se las utiliza para pescar, hacer deportes, como medio de entretenimiento o incluso como nave auxiliar de otras de mayor tamaño, en caso de que sufran alguna emergencia.
  • Carabelas: con una longitud que supera los 25 metros, estas embarcaciones se caracterizaban por impulsarse por medio de velas. Además, eran ágiles y alargadas, lo que las ayudaba a ser sumamente veloces. Con estos barcos, que solían contar con tres velas, se hicieron largos viajes a lo largo del océano, como el que encabezó Cristóbal Colón cuando llegó a América, en el año 1492. Era uno de los principales medios que utilizaba la corona española para llevar adelante sus misiones de exploración durante el siglo XV, así como también por los portugueses, quienes de hecho fueron los que la diseñaron en aquellos años.


Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.