Tipos de ángulos



¿Qué es un ángulo?

Dentro de la geometría se le denomina ángulo a aquellas figuras que cuenten con un par de líneas que provengan del mismo punto. La esquina de dicha figura suele ser denominada vértice mientras que los lados se conocen como rayos. Por lo general, los ángulos reciben el nombre de alguna letra en minúscula o una letra del alfabeto griego.

Clasificación de los tipos de ángulos

De acuerdo a la amplitud del ángulo, se clasifican de la siguiente manera:

Nulo: este ángulo se caracteriza por estar compuesto por un par de semirrectas que coinciden entre sí, por lo que se superponen. Esto hace que no posean ninguna abertura, es decir, que es de 0°. De esta forma, esta figura se muestra como una simple línea recta.

(Ángulo nulo.)

(Ángulo nulo.)

Obtuso: en este caso, la amplitud del ángulo supera los 90° pero jamás se excede de los 180°.

(Ángulo obtuso.)

(Ángulo obtuso.)

Agudo: en esta clase de ángulos, las semirrectas poseen una amplitud que supera los 0° pero que se encuentra por debajo de los 90°.

(Ángulo agudo.)

(Ángulo agudo.)

Recto: éste ángulo tiene una amplitud de 90°. Esto implica que sus dos lados son totalmente perpendiculares entre sí.

(Ángulo recto.)

(Ángulo recto.)

Colineal: también conocido bajo el nombre de “llano”, este ángulo cuenta con un ángulo de 180°, por lo que conforma una línea recta.

(Ángulo colineal.)

(Ángulo colineal.)

Oblicuo: bajo este nombre se hace alusión a todos aquellos ángulos cuya amplitud supera los 180° pero jamás se encuentra más allá de los 270°.

(Ángulo oblicuo.)

(Ángulo oblicuo.)

Perigonal: también conocido como completo, éste es el ángulo es aquel que mide 360°, por lo que da una vuelta entero.

(Ángulo perigonal.)

(Ángulo perigonal.)

También, los ángulos pueden ser clasificados en dos grandes grupos, los cóncavos y convexos:

Convexo: estos son todos aquellos ángulos cuya amplitud se ubica entre los 0° y los 180°, por lo que engloba a algunos de los ángulos mencionados en el apartado anterior. Ésta variante es conocida por algunos bajo el nombre de “saliente”.

(Ángulo convexo.)

(Ángulo convexo.)

Cóncavo: estos ángulos, en cambio, son los que poseen una amplitud que supera los 180° aunque nunca los 360°.

(Ángulo concavo.)

(Ángulo concavo.)

 

De acuerdo a la posición de los ángulos entre sí, se identifican las siguientes clases:

Interior: los ángulos como estos son los que se ubican en el interior de la figura a la cual pertenezcan.

(Ángulo interior.)

(Ángulo interior.)

Exterior: estas figuras se caracterizan por estar compuestos por uno de los lados del polígono al que pertenezcan sumado a la prolongación del lado que se encuentre en posición adyacente. Además de esto, son ángulos que, sumados a los interiores miden 180°, por lo que a estos últimos se los denomina también “suplementarios”.

(Ángulo exterior.)

(Ángulo exterior.)

Teniendo en cuenta la posición de los ángulos, se identifican las siguientes variantes:

Alternos exterior: estos son los ángulos que se ubican en la parte externa de dos rectas paralelas que han sido cortadas por una tercera recta. Estos ángulos siempre se ubican en un lado diferente de la recta transversal.



(Ángulo alterno exterior.)

(Ángulo alterno exterior.)

Correspondientes: ángulos como éstos son los que resultan ser las esquinas que forman parte de un par de líneas se cruzan entre sí. Esto significa que están compuestos por dos rectas paralelas y una que se ubica en posición transversal.

(Ángulos correspondientes.)

(Ángulos correspondientes.)

Opuestos por el vértice: en este caso, los ángulos son iguales entre sí (es decir que tienen la misma amplitud), aunque se encuentran en posiciones opuestas.

(Ángulos opuestos por el vértice.)

(Ángulos opuestos por el vértice.)

Consecutivos: bajo este nombre se hace alusión a todos aquellos ángulos que comparten un mismo lado así como también el vértice. Esto hace que, al mismo tiempo, se traten de figuras adyacentes así como también conjugadas.

(Ángulos consecutivos.)

(Ángulos consecutivos.)

Adyacentes: en este caso, dos ángulos comparten entre sí la misma esquina y, a la vez, un lado que comparten. A pesar de esto, no comparten  punto alguno dentro de la figura. Entre ambos, suman 180° o, lo que es lo mismo, un ángulo llano. Esto hace que los ángulos en cuestión sean, al mismo tiempo, suplementarios, así como también consecutivos.

(Ángulos adyacentes.)

(Ángulos adyacentes.)

 

En una circunferencia, se identifican los siguientes ángulos:

Central: estos ángulos que se ubican en el interior de una circunferencia se caracterizan por el hecho de que sus lados son equivalentes al radio de la figura. Además de esto, el vértice del mismo es el centro del círculo.

(Ángulo central.)

(Ángulo central.)

Exterior: los ángulos como estos tienen como cualidad principal que su vértice se ubica por fuera del círculo, sin que esto impida que alguno de sus lados sean secantes o tangentes de la figura en cuestión.

(Ángulo exterior.)

(Ángulo exterior.)

Interior: como su nombre indica, ángulos como estos poseen su centro en cualquier punto que se encuentre dentro del círculo.

(Ángulo interior.)

(Ángulo interior.)

Inscrito: ángulos como estos son los que poseen uno de sus vértices en el interior de la circunferencia. De esta forma, dicho ángulo mide la mitad del arco del que forma parte.

(Ángulo inscrito.)

(Ángulo inscrito.)

Semi-inscrito: esta clase de ángulos se caracterizan por el simple hecho de que uno de los segmentos que lo conforma es tangente, mientras que el otro es secante.

(Ángulo semi-inscrito.)

(Ángulo semi-inscrito.)



Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.