Tipos de aislamiento



¿Qué es el aislamiento?

En términos generales, la palabra aislamiento se utiliza para hacer alusión a aquellos elementos, objetos o personas que logran mantenerse separadas del resto de individuos que sean equivalentes a este.

También, este concepto suele ser usado para hacer alusión a aquellas personas que durante algún lapso, o incluso durante toda su vida, no sociabilizan o entran en contacto fluido con el resto de las personas. Esto puede ocurrir porque la persona tenga alguna enfermedad psiquiátrica que le impida tener un comportamiento social.

De todas formas, muchas veces es la propia persona la que opta por aislarse por no sentirse a gusto con el resto de los individuos, por no compartir sus intereses, entre otros motivos. Por último, a veces, una persona puede aislarse por timidez ante un grupo de personas que no conozca o que le resulten “intimidantes”, por lo que termina apartándose del resto.

El aislamiento en la medicina

Puntualmente, en el mundo de la medicina se utiliza el concepto de aislamiento para hacer alusión a una serie de pasos que se llevan adelante para evitar que aquellas personas que tengan alguna infección puedan contagiársela al resto de los pacientes que se encuentren en el mismo hospital que él, o a los médicos, enfermeros o familiares, entre otras personas que puedan hacerse presente en las instalaciones.

Gracias a los procedimientos de aislamiento es que logra “cortarse” lo que se denomina la “cadena de transmisión”. Además, se debe tener en cuenta que el aislamiento también ayuda al paciente a que se cure con mayor rapidez.

(Existen distintos aislamientos, según la enfermedad)

(Existen distintos aislamientos, según la enfermedad)

Para romper con las barreras de transmisión, se pueden identificar distintas clases de aislamientos, dependiendo de la enfermedad y el estado en el   que se encuentre el paciente. Algunos ejemplos que se conocen y aplican con mayor frecuencia son los siguientes:

1. Por vía aérea: lo que se busca por medio de este aislamiento es prevenir la transmisión de infecciones que ocurren de forma aérea. Este procedimiento se aplica para aquellos pacientes que cuentan con una enfermedad que se contagie por medio de partículas que tienen la posibilidad de dispersarse en el aire y permanecer en él durante períodos prolongados de tiempo.

Se debe tener en cuenta que dichas partículas no tienen la facultad de poder resistir al paso del tiempo, sino que también se trata de elementos que resisten distancias significativas, por lo que pueden trasladarse por distintas habitaciones de un hospital. Esto obliga a las autoridades del mismo a que coloquen a estos pacientes en cuartos que únicamente pueden compartir con personas que padezcan la misma infección que ellos, para no contagiar al resto de las personas que circulen por el lugar.

Por otra parte, es necesario que la puerta de la habitación permanezca siempre cerrada, aunque es necesario que la misma sea ventilada varias veces al día, por lo que deben contar con alguna ventana que así lo permite. Sumado a ello, en las habitaciones destinadas a estos pacientes la puerta debe dar directamente al exterior, para que el paciente entre y salga por ella, sin entrar en contacto con otras personas a las que pueda contagiar.

Lo ideal es que el paciente no sea trasladado de su habitación hasta que no se encuentre curado. En caso contrario, siempre debe llevar un barbijo tanto él como las personas que lo visiten. Generalmente, las personas a las que se somete a este aislamiento son las que padecen enfermedades como rubeola, SARS, tuberculosis, entre otras.



2. Por contacto: el aislamiento conocido bajo este nombre es el que debe aplicarse en aquellos pacientes que sufran enfermedades como varicela, gastroenteritis, hepatitis tipo A, entre otros ejemplos. Se trata de todas aquellas infecciones que únicamente se contagian por contacto físico, el cual puede ser indirecto, que es cuando el enfermo toca algún elemento y este luego es tocado por una persona sana. También se habla del directo, que es cuando el paciente entra en contacto directamente con el cuerpo o piel de un tercero.En ambos casos, una persona sana puede contagiarse de la enfermedad.

Lo ideal en esta clase de aislamiento es que la persona permanezca en una habitación aislada y que no comparta objetos como jabón, toallas, cepillos, utensilios, entre otros. Y, a su vez, cuando la persona los utilice, estos deben ser limpiados con alcohol y desinfectantes para disminuir aún más las chances de que exista algún contagio.

3. Por gotas: se someten a esta clase de aislamiento a aquellos pacientes que padezcan enfermedades que se contagian por las gotas que este puede producir cuando tose, estornuda, bosteza o incluso cuando habla. Esto significa que las partículas por medio de las que se transmite la infección son de mayor tamaño que aquellas que se transportan de manera aérea, y que tienen un menor alcance.

Por lo general, este proceso de aislamiento se aplica a las personas que padezcan hanta virus, neumonía, influenza, parotiditis, entre otros ejemplos. Para ellos, es recomendable mantenerlos en habitaciones aisladas, que sólo pueden ser compartidas por personas que sufran la misma infección. De todas maneras, la diferencia principal con el caso anterior es que la puerta no debe permanecer estrictamente cerrada, aunque también es necesario que la habitación se ventile constantemente. Se recomienda que los médicos que traten a estos pacientes usen guantes y barbijo a la hora de tratarlos.

4. Protector: un aislamiento como este es el que se utiliza para aquellos pacientes que padezcan quemaduras, se encuentren inmunodeprimidos, o incluso que hayan sido trasplantados. En estos casos, el paciente debe ser colocado en habitaciones que no comparta con otras personas.

Además, la habitación debe contar con paredes y piso que puedan ser lavados con lavandina para de esta manera reducir las posibilidades de contagio. También, estas deben tener alguna ventana para que puedan ventilarse varias veces al día. Sumado a esto, la puerta siempre debe permanecer cerrada para no contagiar a terceros. Por otra parte, todas aquellas personas que ingresen a esta habitación deben vestirse con delantal, barbijo, gorro y guantes y tiene que lavarse las manos con alcohol antes de entrar y una vez que se encuentran afuera.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.