Tipos de aceites



Los aceites son líquidos grasos provenientes de orígenes varios, que tienen como característica su imposibilidad de ser disueltos en agua, debido a que poseen una densidad menor que ésta. La palabra aceite deriva del vocablo árabe az-zait, que significa  “jugo de aceitunas”.

("Aceite" significa "jugo de aceituna")

(“Aceite” significa “jugo de aceituna”)

Clasificación de los aceites

Existen dos grandes tipos de aceites:

  • Vírgenes: son obtenidos mediante el método denominado prensado en frío (menos de 27°C). Su ventaja radica en que mantienen sus propiedades y sabor originales.
  • Refinados: requieren de un proceso de extracción a temperaturas muy elevadas mediante la utilización de solventes químicos. Como resultado se obtienen aceites desprovistos de las cualidades propias de sus fuentes.

El aceite según sus orígenes

Los aceites se pueden clasificar también según su origen, a saber:

  • Vegetales: se obtienen a partir de frutos y semillas oleaginosos. Aportan vitaminas A, D, E y K y aceites esenciales para el organismo humano.
  • Animales: proceden de los tejidos adiposos del reino que les da nombre. Los más comunes son los obtenidos de animales marítimos.
  • Minerales: son logrados por la refinación del petróleo y utilizados primordialmente como lubricantes, a causa de su viscosidad.

Los aceites comestibles

Dentro del primer grupo, existen diferentes tipos de aceites vegetales comestibles, entre los cuales se pueden distinguir los siguientes:



  • Oliva: compuesto mayoritariamente por ácidos grasos monoinsaturados y rico en vitaminas A, D, E y K. De éste derivan numerosos subtipos cuya calidad se mide en base a los métodos por con los cuales fueron procesados. Su utilización es primordialmente gastronómica.
  • Girasol: está formado principalmente por ácidos grasos poliinsaturados. Es fuente de vitamina E, por lo que ayuda a prevenir el colesterol.
  • Coco: es de los más nocivos para la salud, ya que contiene muchas grasas saturadas que aumentan el colesterol en sangre.
  • Sésamo: es altamente favorable para la salud ya que contiene una sustancia grasa llamada lecitina (reductora del colesterol) y un antioxidante natural, el sesamol.
  • Algodón: requiere de refinación para poder ser utilizado. Su principal utilidad radica en que permite la mezcla con otros aceites y la elaboración de mantecas.
  • Maízcompuesto en mayor parte por ácidos grasos poliinsaturados y antioxidantes. Es uno de los más utilizados debido a sus propiedades y a su durabilidad.
  • Germen de Trigo: contiene vitamina A, D y E, así como una alta cantidad de ácidos grasos polisaturados. Estos componentes producen importantes beneficios para el organismo, ya sea a partir de su ingesta o por su aplicación en la piel.
  • Soja: posee vitamina A y E, Omega-3, Omega-6 y ácidos grasos poliinsaturados, lo que lo convierte en un poderoso benefactor para la salud.
  • Palta/Aguacate: contiene una gran cantidad de ácidos grasos monoinsaturados que previenen el colesterol y los problemas coronarios.
  • Nuez: posee vitamina E y ácidos grasos polisaturados. Es el que más cantidades de ácido linolénico contiene, por lo que es muy provechoso para la salud.
  • Almendra: es fuente de vitaminas A y E, y también de grasas monoinsaturadas. Tiene importantes ventajas para el cuidado de la piel, el cabello y el sistema digestivo.
  • Lino: es el aceite con mayores niveles de Omega-3, el cual reviste gran importancia para prevenir el cáncer.
  • Calza: es el que posee menor cantidad de grasas saturadas y por eso oficia como un gran protector cardiovascular. También posee altas cantidades de Omega-3.
  • Maní/Cacahuate: su principal utilidad está en permitir la mezcla de otros aceites y freír otros alimentos, debido a las altas temperaturas que tolera.


Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.